Nuestro primer compromiso es con todos los arquitectos, sin hacer distinción alguna de edad, procedencia, forma de ejercer la profesión. Con los arquitectos que ejercen la profesión libre, con los que trabajan  para las Administraciones Públicas, con los que ejercen por cuenta ajena, con los docentes, con los colectivos, con los que trabajan agrupados en cooperativas, con los que trabajan en red, con los que trabajan de forma indigna, con los que todavía no han podido ejercer, con los de fuera, con los que viven en lugares alejados………Estaremos muy pendientes de las problemáticas específicas de los jóvenes arquitectos, de las mujeres arquitectas, pero también con los mayores, que tienen mayor dificultad para adaptarse a los nuevos tiempos.

Además de buscar la formación continua, el reciclaje, las actividades complementarias, siempre tendremos en nuestras miras, una cobertura sanitaria eficiente, unas pensiones dignas, unos aseguramientos suficientes, una financiación adecuada y solidaridad efectiva para los que pasen por dificultades, etc…..

TODOS IGUALES. TODOS CON DERECHOS